domingo, 8 de julio de 2012

The Newsroom

Hace mucho tiempo que no escribía y había pensado dejarlo de lado por un tiempo, pero hace apenas unos días llegó a mí el tráiler de una nueva serie americana. Me ha parecido tan bueno el hilo conductor, que no me he podido resistir a escribir al respecto.
Parece que la nueva serie “The Newsroom” de la cadena por cable HBO ha levantado suspicacias desde su comienzo. Es la primera vez que una serie trata sobre uno de los mayores tabúes de la sociedad americana, debatir si Estados Unidos es o no la mayor potencia. Está claro que es una serie para la audiencia propiamente americana dado que, aunque se atreve a dejar en entredicho y cuestionar si realmente Estados Unidos es el mejor país del mundo, sí mantiene que en un pasado fue definitivamente la mayor potencia y solamente cuestiona la realidad del momento actual.
Es una serie realizada por y para los americanos y por eso mismo me sorprende que hayan sido ellos mismos quienes se atrevan a auto-cuestionarse como nación. Siempre se ha dicho que la intelectualidad y el debate profundo era más propio de Europa. Quizá esto también esté cambiando y esta diferencia vaya reduciéndose significativamente. Sorprendentemente esta serie ha tenido un éxito inicial comparable al de otros grandes éxitos comerciales.
Es una serie de 10 capítulos, que se emitirá en España a principios de septiembre. Podrá gustar o no, no dice verdades filosofales de gran trascendencia porque al fin y al cabo es un prisma subjetivo, pero sí es cierto que no dejará indiferente a nadie.  


The Newsroom_debate

sábado, 21 de enero de 2012

Cuando napster triunfó


La red de redes ha sido protagonista de portada en Estados Unidos. El cierre de megaupload ha supuesto un ataque a la llamada piratería. Algunos sostienen que será un empuje para la televisión de pago. Todavía me acuerdo cuando se cerró NAPSTER, la primera web de descarga de música. Las discográficas ganaron en los Tribunales, pero Napster venció en la calle. Ya nada volvió a ser igual. Los CDs dejaron de comprarse, pero paradójicamente el consumo de música fue creciendo. Nunca se ha escuchado tanta música como ahora. El mercado evoluciona. Renovarse o morir. Quienes escogen subirse al carro y nadar con la corriente tienen menor riesgo de ser desplazados. Quienes prefieren cerrar los ojos y dar la espalda, asumen un riesgo que puede salir muy bien, o ser catastrófico.

Detrás de megaupload, han salido otras. Y siempre habrá alguien tan loco como para retar al sistema, tan genio como para crear algo nuevo y tan generoso como para compartirlo.
Igual que megaupload ha dañado a los cines, netflix hundió a blockbuster, la cámara digital ha hundido a Kodak.
No cesará la aparición de nuevas formas que sustituyan los medios tradicionales, caros para el consumidor. ¿Quién acepta pagar por algo que puede tener incluso con mejor calidad a un menor precio y a su plena disponibilidad?
Los gobiernos podrán imponer normas, prohibir comportamientos pero siempre irán un paso por detrás. Y los negocios siempre tendrán la opción de renovarse o morir, pero no esperar sentados, porque como dijo Picasso “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando.”